Portes gratuitos a península a partir de 20 € — Muestras incluidas en tu pedido — Envío en 24 h

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

La barrera protectora que necesita tu piel todo el año

Vivimos en entornos urbanos donde los efectos de los agentes externos como la contaminación, el clima, la temperatura, la radiación solar afectan a nuestra piel.

¿Cómo podemos protegerla?

Para tener una piel saludable y protegida son esenciales dos cosas:

1. Mantener en equilibrio el microbioma para reforzar nuestras defensas y que la función barrera esté en óptimas condiciones.

2. Proteger la piel del sol durante todo el año para prevenir el envejecimiento.

Microbioma – Barrera Cutánea

El microbioma es un conjunto de microorganismos que se encuentran asociados y viviendo en tejidos sanos del organismo, sea el interior de la boca, el intestino o la piel.

Los activos cosméticos que ayudan a mantener el equilibrio del microbioma son los prebióticos. Estos son los que alimentan y dan fuerza a las bacterias buenas y protectoras para que acaben más fácilmente con el exceso de bacterias malas.

Por tanto, lo que van a hacer es reforzar la barrera cutánea y ayudar a la piel a su defensa natural frente a los agentes externos.

La barrera cutánea realiza una función de aislamiento y protección de la capa córnea y de la epidermis. Esto es crucial para conservar el agua e impedir la deshidratación.

Cuando la barrera está alterada es más fácil que contaminantes urbanos, alérgenos y patógenos sean capaces de alcanzar la dermis y en consecuencia provocar una inflamación y facilitar la pérdida de agua transepidérmica.

Uno de los ingredientes ‘multifunción’ que va a garantizar la función barrera es la niacinamida, uno de los activos estrella de la cosmética coreana, la cual lleva utilizando desde hace mucho tiempo.

La niacinamida ayuda a mejorar la barrera cutánea y mantener la hidratación al aumentar la síntesis de ceramidas, esos lípidos que se encuentran en la piel y que conservan cohesionadas nuestras células epidérmicas y mantienen la hidratación. Además, favorece la unificación del tono, mejora la textura e ilumina.

Protección solar

Estamos expuestos a los rayos del sol diariamente aunque no sea verano. En primavera, otoño e invierno, el rostro es la parte del cuerpo que más expuesta está; y uno de los principales factores de envejecimiento es el sol. Por eso es importante que protejamos la piel durante todo el año.

La luz del sol llega a la tierra y se descompone en varios tipos de radiaciones (UVB. UVA, Luz visible, IR). Vamos a centrarnos en dos:

UVB. Atraviesan la capa más superficial de la piel, esto es, la epidermis y la broncea con mayor rapidez. Puede provocar quemaduras y alergias.

UVA. Penetra a un nivel más profundo de la piel. Puede dañar el tejido conjuntivo situado bajo de la epidermis dando lugar al envejecimiento prematuro.

Si bien es cierto que los niveles de radiación solar son más altos en verano por lo que respecta al UVB, el UVA se mantiene en los mismos niveles todo el año.

Para bloquear a los UVB y a los UVA se emplean en los cosméticos los filtros solares. Ellos son los responsables de proteger nuestra piel de las radiaciones del sol, prevenir las quemaduras y el daño celular que provocan en la piel. Existen de dos tipos:

Filtros físicos. Funcionan como una pantalla y ayudan a evitar que las radiaciones penetren en la piel y dañen a sus células.

Filtros químicos. Moléculas capaces de absorber la radiación solar UV en la capa más superficial de la piel, de forma que captan la energía y la transforman para que sea inocua para la piel.

El SPF se refiere al grado de bloqueo del protector frente a las radiaciones UVB. El número de protección nos dice el tiempo que tardaremos en quemarnos tras su aplicación en comparación al tiempo que lo haríamos en caso de no tener ningún tipo de protección.

PA ++++ (PPD) es el sistema de clasificación desarrollado en países asiáticos para representar la cantidad de protección UVA que ofrece el protector solar. En este caso las ++++ significa protección muy alta.

BIOESSENCE URBAN CREAM,  el escudo protector de la piel para todo el año

Una crema de día EFECTO BARRERA que es capaz de mejorar la autodefensa de la piel, hidratarla, iluminarla y muy importante, protegerla del sol.

Gracias a su fórmula que contiene complejo de prebióticos, niacinamida yun 63% de esencia hidratante.Además ofrece una protección global de amplio espectro SPF50+ y PA++++ que ayuda a bloquear el daño celular inducido por la radiación ultravioleta (UV) y previene del envejecimiento.

Su textura ligera y fundente ayuda a que su aplicación sea correcta, porque se extiende fácilmente por todo el rostro, con lo que abarcamos todas las zonas de la cara para que esté completamente protegida.

No deja untuosidad ni capa blanca en la piel tan característica de este tipo de cosméticos.

Es de rápida absorción y adecuada para todo tipo de pieles.

#USUTip: Aplicar la cantidad que entra en el dedo índice para proteger bien el rostro y el cuello frente a la radiación solar. Repartir y masajear suavemente hasta su completa absorción.

1 Respuesta

Txus

Txus

marzo 28, 2022

Me gustaría probarlos

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Buscar