Portes gratuitos a península a partir de 20 € — Muestras incluidas en tu pedido — Envío en 24 h

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

Rutinas de belleza para un bronceado perfecto

Nuestra exposición al sol es constante. Sus rayos están en contacto con nuestra piel diariamente, ya sea cuando vamos a la oficina, hacemos deporte o cuando vamos a la playa o la piscina.

Es por ello que cuidar y preparar la piel es fundamental para que a la vez que se broncea, mantenga sus funciones protectoras en óptimas condiciones.

Una de las zonas que más expuesta está al sol es nuestro rostro. Por eso seguir unas rutinas de belleza adecuadas es fundamental para cuidar nuestra piel.

El primer paso a realizar es exfoliar para eliminar las células muertas e impurezas. Con la piel renovada, los tratamientos que apliquemos después penetrarán mucho mejor. Existen muchos tipos de exfoliantes, elige siempre el que mejor se adapte a tu tipo de piel y sobre todo que sea respetuoso con ella como Cleansing & Exfoliant Foam. Sus gránulos de cáscara de nuez ofrecen una exfoliación suave y respetuosa.

#USUTip: Realiza la exfoliación días antes de tomar el sol, nunca el mismo día.

Con la piel libre de impurezas, aportar hidratación a nuestra piel es imprescindible. La piel en verano nos demanda texturas ligeras, que se absorban de forma rápida. Un ejemplo de ello es la Universal Cream, que además de su efecto antiedad estimula los sentidos por su textura sedosa y sutil aroma.

Tercero, aplica protección solar siempre antes de salir de casa y especialmente cuando vayas a tomar el sol para prevenir y frenar el envejecimiento cutáneo.

Con estos pasos lograrás un bronceado dorado, uniforme y luminoso.

 

RECUERDA TAMBIÉN…

Evitar tomar el sol en las horas centrales, de 12 h a 16 h, porque los rayos solares son más fuertes.

Re-aplicar tu protector solar cada 2 horas para mantener la función protectora en perfecto estado.

Beber como mínimo litro y medio de agua al día para mantenerla hidratada.

Cuidar la alimentación. Seguir una dieta que incluya frutas y verduras, pescado azul y frutos secos.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Buscar