Portes gratuitos a península a partir de 20 € — Muestras incluidas en tu pedido — Envío en 24 h

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

Protegerse del sol, el mejor tratamiento antiedad

Los días cada vez son más largos y, con la llegada del calor, volvemos a pasar más días bajo el sol. La exposición solar muy moderada es positiva para la salud de nuestra piel: nos ayuda a estimular la síntesis de vitamina D.

Sin embargo, los rayos solares tienen muchos efectos sobre nuestra piel. Uno de las consecuencias más famosas es el fotoenvejecimiento. En este artículo descubriremos los efectos de los rayos solares sobre nuestro rostro y qué podemos hacer para cuidar de nuestra piel al máximo.

 

La exposición solar, el peor enemigo para tu piel

Normalmente, nos preocupamos por nuestra piel cuando ya es demasiado tarde: cuando nos la hemos quemado o aparecen manchas solares sin previo aviso.

Es cierto. La piel está expuesta a numerosos enemigos que perjudican nuestra piel (contaminación, cambios hormonales…). Sin embargo, sí que está en nuestra mano controlar los efectos de la radiación solar sobre nuestro rostro.

Es importante saber que los rayos solares poseen rayos UVA, UVB, IR y luz visible.

Por su parte, los rayos UVApenetran en la piel y son los culpables de las manchas oscuras, las líneas de expresión y arrugas. Esto significa que causan daños en la piel a largo plazo.

Por otro lado, los rayos UVB se quedan en la superficie y son los que provocan quemaduras, el bronceado.

La exposición frecuente y prolongada a los rayos ultravioleta (UV) durante muchos años puede causar cáncer en la piel.

La contaminación digital también es un problema para nuestro rostro. La luz azul, producida por las bombillas LED y las pantallas de dispositivos como tablets, televisiones y smartphones, degradan el colágeno y la elastina de nuestra piel. Además, este tipo de luz potencia la aparición de radicales libres e hiperpigmentaciones en nuestro rostro.

 

Fotoenvejecimiento vs cronoenvejecimiento

Quizás no lo sabías, pero existen dos tipos de envejecimiento cutáneo. El fotoenvejecimiento y el cronoenvejecimiento.

El cronoenvejecimiento es el proceso del envejecimiento cutáneo que comienza a partir de los 25 años. Este fenómeno se caracteriza por la falta de hidratación y firmeza, acentuado por la formación de líneas de expresión y arrugas.

Por otro lado, está el fotoenvejecimiento, producido por la aceleración del proceso de la piel, provocado por la exposición prolongada a los rayos solares. Es decir, los cambios del fotodaño se superponen a los cambios causados por el envejecimiento intrínseco o cronológico, genético, atribuido inevitablemente al paso del tiempo.

Hasta un 80% del envejecimiento de la piel se debe a los rayos solares. Si queremos disfrutar de un rostro con un aspecto joven y saludable, deberás preocuparte de protegerte de la exposición solar todos los días del año.

 

Síntomas del fotoenvejecimiento

Una piel afectada por los rayos solares presenta:

  • Arrugas y líneas de expresión cada vez más marcadas.
  • Pérdida de elasticidad por una disminución de la producción de colágeno y elastina, sobre todo en el rostro, cuello y escote.
  • Pigmentación irregular, caracterizada por hiperpigmentaciones, lentigos solares o melasmas. Estos últimas suelen aparecer a partir de los 30, pero una vez surgen, es muy difícil eliminarlos.
  • Piel más gruesa, amarilla y áspera. Esto se debe a una alteración del colágeno, provocada por una sobreexposición solar.

 

Cómo prevenir el fotoenvejecimiento

Ahora que conoces las consecuencias de exponerse al aire libre sin ningún tipo de protección, sabrás que la prevención es la clave para evitar el fotoenvejecimiento a toda costa.

Para ello, deberás evitar la exposición prolongada en las horas de máxima intensidad.

Por otro lado, utilizar productos que tengan factores de protección solar mantendrá tu rostro rejuvenecido y libre de manchas. Además, debes saber que hay que aplicarse productos con SPF todos los días del año. ¡Incluso en días más nublados!

En USU Cosmetics contamos con nuestra crema de día Bioessence Urban Cream . Con efectivos filtros solares físicos y químicos, funcionan como pantalla protectora y absorben la radiación solar UV.

 

#USUTip: Aplica la Bioessence Urban Cream sobre rostro y cuello. Reparte y masajea suavemente hasta su completa absorción.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Buscar